Culpable de todo

Diario de Almería; 05/11/2017

En este inicio de temporada hemos podido comprobar cómo, en Málaga, se han vivido algunos de los episodios de más desencanto que se recuerdan entre la afición blanquiazul. Los “¡Al Thani, vete ya!” están a la orden del día en cada partido que los malacitanos juegan como locales, fruto del pésimo arranque de los suyos. Sin embargo, Michel y su cuerpo técnico se están librando de una ira que apunta, directamente, al máximo responsable, que dejó marchar en verano a jugadores franquicia como Fornals, Camacho o Sandro sin que nadie de garantías los supliera.

Continuando por el precioso litoral mediterráneo andaluz llegamos a Almería, donde la situación es más tranquila, pero no muy diferente. Con un mal inicio de campeonato, la hinchada rojiblanca está empezando a hartarse y las miradas apuntan a lugares dispares. Los hay quienes culpan a los jugadores. Sin embargo, su actitud, al menos, está siendo intachable en cada encuentro. Los hay que piden ya la destitución del entrenador. No obstante, habría que preguntarse si Ramis tiene la culpa de que, de sus cuatro extremos, uno sea debutante en la categoría, como Gaspar, mientras dos de ellos, Javi Álamo y Nauzet Alemán, jugaran ocho y cero partidos oficiales la pasada campaña, respectivamente. Dos disputó Mandi en el Elche, mientras que Verza sumó la pírrica cifra de nueve encuentros el Levante. Difícil culpar a Ramis de que, de sus tres delanteros, uno se estrene en Segunda, como Hicham, y Muñoz y Caballero sumasen, entre ambos, ocho míseros goles la pasada campaña.

Tampoco fue Ramis el que apartó a Lozano de una armoniosa dirección deportiva ni el que derivó en el inexperto Corona la responsabilidad de confeccionar un plantel. Ni siquiera el entrenador catalán tuvo la culpa de gastar, únicamente, 70.000 euros en fichajes. Podríamos preguntarnos si Ramis debe ser castigado por las cuatro pésimas temporadas que lleva dándonos la UD Almería. Y, cuando nos cansemos de hacerlo, Alfonso García buscará otro entrenador. Entonces la historia volverá a repetirse por undécima vez en las últimas cuatro campañas.

4 comentarios en “Culpable de todo

  1. El Presidente: Que el presidente está racano es verdad, (pisó una mierda y creyó que todo le iría bien, hasta que resbalo, pero esas cosas son cosas personales que poco tienen que ver con el fútbol), salvo que está canino, no hay tela como antes, los recortes le han llegado y merecidos unos por un descenso que no supo gestionar y lo personal (según me cuentan desde las Murcias), quieren vender al alza y no se da cuenta que el equipo cada día está más a la baja.

    Los fichajes: Fichar a coste cero lo hacen muchos equipos y fichan bien, aquí quien ficha parece que no ha sabido o ha buscado burro grande ande o no ande.

    Ramis, empezó a hacerlo más o menos decentemente, no sabemos el porque, pero hizo cambios, deshizo la banda izquierda que era la que mejor funcionaba, dejo cojo al equipo para que jugase un Verza que a mi parecer solo es valido jugando por delante de la defensa, se deshizo de Motta (que ya lo quisiesen, los otros 21 equipos de segunda) y acabo descomponiendo al equipo y a los jugadores, los jugadores parecen estar descabezados según avanzan las jornadas se ven peor, cuando lo normal es crecer, ayer mismo aunque a ocurrido en otras ocasiones, parecía como si no se supiese a quien se enfrentaban o como afrontar el encuentro, el Cádiz siempre juega igual de mal o bien para algunos, pero no se tuvo en cuenta su juego para contrarrestarlo, se le dio la oportunidad y la aprovechó eso es solo culpa del entrenador que debe de saber contra quien juega y como se le a de jugar, cosa que aparentemente nunca parece que se tenga en cuenta.

    A los jugadores sin quien les dirija o mal dirigidos poco se les puede exigir

  2. No se si alguno recordáis a Luis Suárez como Seleccionador español, el equipo jugaba de pena y en una entrevista en la radio le preguntaron por que pasaba que como se jugaba tan mal y el dijo: Yo pongo los mejores, no me explico como en su equipo son tan buenos y aquí no.

    No basta con elegir quien juega, hay que darles las ordenes oportunas y prepararlos para el enfrentamiento, ellos deben de conocer al rival, para ganarles, a una guerra no basta con llevar un fusil y ser buen tirador, hay que saber contra quien usar el arma, donde y cuando

    • No, hombre, te aseguro que, escribiendo aquí, al menos tienes un lector: yo.

      Supongo que con tus comentarios has querido decir que todos tienen la culpa de esta situación. Coincido, claro. Sería absurdo pensar que ni Ramis ni los jugadores son responsables de este pésimo inicio de temporada. No obstante, ya no buscamos culpables de este arranque liguero, sino de esta terrible etapa que estamos viviendo y que ya dura cuatro o cinco años. Y ahí solo hay un señalado: Alfonso García.

Deja un comentario