Fondo de armario

Diario de Almería; 22/10/2017

Este verano, al finalizar el mercado de fichajes, la comisión deportiva de la UD Almería concluyó que se había formado una plantilla experimentada, competitiva y, sobre todo, equilibrada. Los dos primeros adjetivos sí pueden atribuirse a un equipo que ha aumentado notablemente su media de edad en las últimas temporadas y ha mostrado carácter e implicación en las primeras jornadas de Liga. No obstante, el equilibrio brilla por su ausencia en un plantel que, hasta ahora, ha demostrado estar totalmente descompensado.

René, Fran Rodríguez, Morcillo, Joaquín, Nano, Verza, Tino Costa, Alcaraz, Pozo, Fidel y Caballero podrían formar el once tipo del conjunto andaluz en este arranque, una alineación coqueta, con carencias, pero apta para la categoría, se podría decir. El problema llega cuando Ramis se ve obligado a echar mano del resto de jugadores de la plantilla. Tan solo Motta o Mandi han ofrecido garantías cuando han saltado al césped. El italiano empezó como titular la temporada, pero el buen hacer de Fran Rodríguez obtuvo su premio. El lateral derecho es, visto lo visto, la única posición del equipo que el Almería tiene bien cubierta.

Mientras Morcillo y Joaquín apenas se ven amenazados por Trujillo u Owona, Nano vive tranquilo sabiendo que Pervis no ofrece su seguridad. Lo mismo pasa con Fidel, uno de los mejores jugadores del equipo que no ha visto penalizado su mal inicio de temporada debido a que Gaspar aún está verde, Nauzet Alemán sigue sin estar al 100% y Álamo ni está ni se le espera. Mientras tanto, Caballero y Muñoz alternan a la desesperada en punta de ataque sin que ninguno se destape como goleador. Todo ello con un soberbio Pozo sobre el que siempre debe girar todo, pero que tampoco tiene ninguna competencia interna. Ahora, con hasta seis bajas, la gran amenaza rojiblanca es que se destapen las carencias en el plantel. Corredera y Callejón llegan del filial para intentar minimizarlas. Ambos tienen talento de sobra. Ojalá caigan con buen pie en el primer equipo.

Deja un comentario